Blog

Un paseo razonado por el ron (parte III)

Un paseo razonado por el ron (parte III)

Un paseo razonado por el ron (parte III)
Publicado el 8 de agosto |  "Autor" Adriana Gibbs

Un paseo razonado por el ron (parte III)

Tres maneras de disfrutarlo

1. Con chocolate: “Ron y chocolate van agarraditos de la mano pues tienen parecidos en aromas y sabores”, bien ha dicho María Fernanda Di Giacobbe, la entusiasta chocolatier de Cacao de Origen.

Por afinidad se pueden juntar rones en los que resalte la sensación de dulzor (notas de miel, vainilla y frutos) con tabletas con menor porcentaje de cacao. Si se busca más bien el contraste se elige una tableta con alto porcentaje de cacao para prolongar el placer en boca.

Otras alianzas: a los rones con aromas de madera le gustan las tabletas con alto contenido de cacao; y los rones con notas melosas y de vainilla suelen preferir tabletas con menor contenido de cacao.

Si se trata de un ron con marcadas notas cítricas se sugieren bombones de chocolate oscuro rellenos con parchita u otras frutas cítricas.

2. Con postres: Las tortas de frutos secos se dejan acompañar placenteramente por rones en los que estas notas estén especialmente presentes. Ideas para la sobremesa: un ron premium (preferiblemente que haya sido previamente enfriado) con una tarta de Santiago (cuya base son las almendras) o una torta de macadamia o una con avellanas o una con sarrapia.

3. En la cocina: Chefs venezolanos le dicen sí al ron para cocinar. Este destilado es bienvenido en la cocina (para marinar o en salsas son dos de los usos posibles). Con carnes de cerdo y pato se lleva muy bien. Si quiere comprobarlo puede ensayar esta receta de la cocinera venezolana Felicia Santana, reconocida con el Premio Armando Scannone 2012, que otorga la Academia Venezolana de Gastronomía:


Lomo de cerdo con ron

Ingredientes: 1 lomo de cerdo atado con pabilo; 2 cebollas picadas en juliana; 3 melocotones en rodajas; 1 cucharada de adobo; 2 cucharadas de salsa inglesa; 1 taza de ron; 1 taza de jugo de naranja; 1/2 taza de aceite; sal y pimienta al gusto.

Preparación: Adobar el lomo con adobo, salsa inglesa, sal y pimienta unas horas antes de la preparación. Sellar el lomo en aceite caliente. Cuando esté dorado por todos lados agregar la cebolla hasta cristalizar y agregar los melocotones y desglasar con el ron; de inmediato añadir el jugo de naranja. Dejar cocinar a fuego lento o en el horno durante 45 minutos. Cuando se enfríe, rebanar y servirlo con su salsa. Acompañar con arroz y vegetales.

En una próxima entrega abordaré las posibilidades que tiene este destilado en la barra con cocteles emblemáticos y de autor.

Por: Prof. Adriana Gibbs

Posted in: Adriana Gibbs