Blog

¿Por qué el Champagne no es barato?

¿Por qué el Champagne no es barato?

¿Por qué el Champagne no es barato?
Publicado el 26 de julio |  "Autor" Alberto Soria

El champán barato no existe. “Barato” no existe en el léxico y los códigos del vino de Champagne, que se produce en la región francesa de La Champagne.

Es más, el Champán no está en el negocio del vino. Está en el negocio del lujo, la exclusividad y la diferencia.

El champagne hace premeditadamente, con toda intención, las cosas para no producirlo barato sino exclusivo, caro y diferente. No ahora. Lo hace así desde el siglo XVIII. Ha tenido un enorme éxito en el manejo de ése posicionamiento en ése período y también en los siglos XIX y XX donde consolidó su fama internacional.

Tanto éxito ha cultivado durante más de dos siglos, que todos los productores de vinos espumosos quieren “hacer” champagne. Pero no pueden. La ley francesa y la que rige en la Unión Europea es el primer obstáculo.

Todos los que desean “hacer” champagne han ido a la región de La Champagne para ver cómo lo elaboran. Después han regresado a sus países, y con sus uvas en sus viñedos, han intentado repetir la receta, que se conoce como Método Champenoise.

Funciona como imitación o referencia, pero no sale igual. Algunos detalles de la receta, la Ley y los acuerdos internacionales han llevado a la diferenciación de la clasificación: Los vinos espumosos son una categoría, y la del champagne francés, otra.

Entonces el consumidor tiene opciones: El champagne francés que se hace en la región y que posee denominación de origen protegida, es una. Para homenajes y ocasiones muy especiales. Una segunda opción son los buenos espumosos que a semejanza parcial del champagne se elaboran en otros países. Entre ellos marcadamente destacan España con su Cava, e Italia con su Prosecco. Después vienen todos los vinos espumosos del Nuevo Mundo que desde la botella, evocan el champán francés.

El segundo obstáculo para hacer champagne fuera de la región, es el método. Los productores se rigen por normas y procedimientos estrictos que regulan el proceso. Para empezar, la ubicación del viñedo, las tres uvas únicamente autorizadas (Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meuniére). A eso sigue la reglamentación del método de prensado (cantidad de litros que se puede obtener en cada fase del sistema de oprimir los granos de uvas), la fermentación, la guarda, la producción de burbujas dentro de la botella, el momento de degüelle, etc.

¿Alguien puede comprar las mismas 3 uvas y copiar la receta? Claro. Lo han intentado. Pero no se puede copiar el clima. Y por eso fracasan. El clima de La Champagne produce las condiciones naturales para que las burbujas nazcan dentro del vino en las botellas durante una segunda fermentación natural en los fríos túneles subterráneos donde se las almacenan por períodos determinados.

¿Podrían quienes imitan al champagne francés producir las burbujas ya no en botellas sino en tanques (grandes o pequeños) dentro de un vino blanco para elaborar una bebida más barata? Sí. Éso hacen. Pero no les queda igual.

Nadie además está dispuesto a invertir el dineral que implica el método original para vender después sus botellas por debajo del costo de producción. Por todo eso, el Champagne barato no existe. Es costoso intencionadamente, para hacerlo exclusivo, diferente. Para ocasiones especiales.

Nadie en la región alrededor de las ciudades de Épernay y Reims, bebe champagne todos los días, todo el año. Cuando desee burbujas, tiene hoy muchos vinos espumosos a los que puede recurrir. Y cuando esté en plan de homenaje excepcional, ya sabe qué elegir.

Por: @profesor.albertosoria

Posted in: Alberto Soria