Blog

Cervezas en disfrute: cinco recomendaciones

Cervezas en disfrute: cinco recomendaciones

Cervezas en disfrute: cinco recomendaciones
Publicado el 18 de septiembre |  "Autor" Adriana Gibbs

Cervezas en disfrute: cinco recomendaciones

Para saborear con fundamento esta bebida los conocedores sugieren tomar en cuenta los siguientes tips:

1. Hay varios tipos de vasos y copas para el disfrute de las cervezas. Para las tipo lager (se fermentan a bajas temperaturas) se recomiendan aquellos con bocas más cerradas, pues son más ligeras y así se conservan mejor los aromas. Para las que se fermentan a altas temperaturas, las tipo ale, son más apropiadas las copas más grandes y con bocas más abiertas con la idea de que se oxigenen mejor y desarrollen todo su potencial aromático; estas últimas son cremosas, de sabores complejos y mayor cuerpo.

2. Los expertos sugieren que el recipiente esté algo frío pero recelan de la costumbre de servir la cerveza en copas o jarras heladas. “Deben estar frías pero nunca escarchadas o congeladas porque el frío excesivo modifica el sabor y el aroma de la cerveza e impide la formación de la espuma”, advierten en la guía “Los maridajes de la cerveza”, de Cerveceros de España.

3. Lo ideal es servirla en vidrio y cuanto más fino mejor a fin de apreciar su limpidez y color. Vaso (o copa) deben estar impecablemente limpios y a temperatura ambiente. La mayoría de las cervezas en países de clima tropical se disfrutan entre 6 y 8 grados: a mayor ligereza de la cerveza, menor temperatura.

4. Debe servirse inclinando la botella y el vaso a 45 grados para que la cerveza corra por las paredes y forme de dos a tres centímetros de espuma. Ésta protege al líquido y evita que se oxide, ayudando a retener y resaltar aromas y sabores. Hay que tener cuidado al introducir el cuello de la botella cerca de una de las paredes laterales de la copa que debemos inclinar ligeramente (unos 45º). De esta forma se consigue que la cerveza se bata suavemente en el fondo del recipiente. Cuando el líquido y la espuma alcanzan el borde de la copa es conveniente una pausa breve para que la espuma descienda ligeramente y a continuación volver a verter la cerveza hasta que se llene el recipiente; eso sí, sin que se derrame por fuera de la copa.

5. Como bebida elaborada con ingredientes naturales, precisa cuidados: debe ser almacenada en sitios frescos, secos y ventilados. Evitar las temperaturas extremas (debajo de 0 grados o por encima de 30 grados, pues se afecta tanto su claridad como sabor. Debe estar alejada de la luz, pues ésta (la artificial o la solar) afecta sensiblemente sus propiedades organolépticas. Es una bebida sensible a los olores, por lo que no debe resguardarse cerca de productos (detergentes, pinturas) que pudiesen incidir en su sabor.

En mi próximo post abordaré el tema de las armonías gastronómicas con cervezas.

Por: Prof. Adriana Gibbs

Posted in: Adriana Gibbs