Blog

Cava y Alambique

Cava y Alambique

Cava y Alambique
Publicado el 15 de septiembre |  "Autor" Alberto Soria

Cava y Alambique

Dos nuevas películas

La Gastronomía y sus personajes llegaron a las pantallas en Septiembre de 2017. Lo hicieron con una película mezcla de documental y crítica sobre famosos Chefs, y una historia novelada sobre la cultura del vino.

El documental se llama “Michelin Start: Tales from de Kitchen” (Estrellas Michelin, Relatos desde la Cocina). Se estrena el sábado 23 de septiembre en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián

La descripción de la película dice que espera exponer la "grandeza y los defectos de la Guide Michelin" la famosa guía de chefs y sus cocinas creada hace 80 años por la compañía de neumáticos francesa Michelin. La intención: explorar una "comprensión realista de la vida detrás de las escenas a menudo maquillada y distorsionada" de la industria de la restauración.

Su realizador, el director danés Rasmus Dinesen seleccionó a 15 grandes cocineros y siguió su trabajo y vida durante 2 años hasta configurar el relato crítico que buscaba.

Back to Burgundy” (El regreso a Borgoña) es la película que recrea una situación cada vez hoy más actual: La transición del negocio del vino desde el fundador de una bodega y sus viñedos a sus hijos. “Los hilos de la historia se entrelazan como vides en este emocionante drama familiar sobre tres hermanos que heredan la bodega de su familia en Borgoña” afirma la reseña del periódico británico The Guardian.

El film de Cédric Klapisch llevó más de 5 años en concretarse. El director, cámara en mano siguió la vida de amigos y personajes del vino en Borgoña, el territorio de los viñedos más famosos y caros de Francia.

Estrenada en el festival de cine de Sydney, la película llegó a las carteleras francesas este año. Ahora ha comenzado a distribuirse.

Entre lágrimas y piernas del Vino

Forman parte ya de la mitología del vino. Las piernas del tinto, los blancos y en especial los vinos licorosos y los Oportos siguen interesando a los amantes de ésas bebidas, sin que la evidencia científica le haga mella. “La gente tiende a pensar que eso está relacionado con la calidad” y el mito se mantiene, reflexionan en las publicaciones especializadas.

No falla. “En cada evento grande de divulgación y cata en el que participo siempre llega, al principio o al final, la pregunta sobre las piernas” dijo esta semana a la revista británica Decanter el jurado internacional Matt Walls.

"Las piernas te dicen relativamente poco sobre el vino, y nada sobre la calidad de lo que hay en la copa” sentenció.

Técnicamente, lo que uno ve deslizarse por las paredes de las copas y vasos se llama efecto Gibbs-Marangoni. (El físico italiano Carlo Marangoni, realizó sobre el tema su tesis doctoral en la Universidad de Pavia en 1865). “Un líquido con una alta tensión superficial tenderá a fluir hacia otro de menor tensión superficial siempre que estén en contacto” fue la explicación.

“Simplificando un poco, al agitar la copa una delgada capa de líquido compuesto mayoritariamente por agua y alcohol sube por las paredes por el efecto de capilaridad. La evaporación preferencial del alcohol etílico (que es más volátil) causa que la película sea más rica en agua” explica Diego Di Giacomo.

A mayor graduación alcohólica, más lágrimas se generan. En el mundo del whisky, con graduaciones que van de los 40 a 58°, los fotógrafos se dan festín.

Por: @albertosoria

Posted in: Alberto Soria