Los comensales complacientes tumban el mejor restaurante.  Los sitios para comer no nacen malos. Se vuelven malos. Porque una clientela de nuevo cuño, no sabe, no exige, no protesta.

El comensal no enterado arruina la calidad. De la cocina y el servicio. Mientras hoy las cuentas de los restaurantes suben como la espuma (empujados por la escasez y los nuevos precios), la facturación crece. Pero el nivel gastronómico del sitio no.

Los sitios malos, hoy, no se arruinan. Hacen fortunas, viven llenos. Porque los frecuentan y mantienen, clientes que no saben. Como no saben, no exigen. Como no exigen, no comparan. Si lo hicieran, advertirían que -en moneda internacional- están  protegiendo la mediocridad.

Leer más...

En la gastronomía nacional en Venezuela, dos enigmas perduran.

¿Quiénes serán las señoras que elaboran los postres que en carrito pasean por todos los comedores de restaurantes y hoteles del país? De cada cinco sitios, cuatro y medio tienen ésas famosas alternativas. Sin que el comensal proteste.

El segundo enigma es porqué en todos los restaurantes, quien ofrece los “postres del carrito” es último en la fila de prestigios de la casa. El más novato.

Leer más...

En vinos con más de 5 años, y fundamentalmente en los añejos (más de 10 en el Caribe) hay que saber, conocer las bodegas productoras,  o dejarse asesorar. Para eso, sirven mucho las tiendas especializadas, los amigos enterados, y los conocedores diplomados.

No sirven los supermercados, las botellas de maletín, quienes “venden grandes gangas”. El consumidor y el coleccionista que compra “grandes vinos” fuera de los circuitos de comercialización establecidos, (conocidos, donde usted ve una cara y donde su cara se recuerda), al corto y al largo plazo, pierden. Pero no lo reconocen.

Leer más...

La novedad de la cultura del vino, que no deja de expandirse, hace que el sentido común juegue a favor del comensal. Nunca antes como ahora, los clientes saben –o aspiran saber- tanto sobre vinos. 

            Ése conocimiento es de enorme utilidad para planificar los cada vez más en boga festines entre amigos en casa de alguien. Y también para regresar a los restaurantes honestos de siempre, los que no dependen de las modas y la publicidad.

            Por tanto, esos amantes del vino, cuando piden la carta para conocer qué botellas tienen como opciones para maridar su comida, hacen que los precios y las marcas, les hablan. Si el sitio no tiene un vino fresco, honesto, a precio razonable, así sea sólo uno entre 50 opciones, no conquistará comensales.

Leer más...

Tienda

Avenida Rio de Janeiro con calle Trinidad, (al lado del Maute Grill). Las Mercedes, Caracas - Vzla. Horario de atención: Lun-sab: 8:30 am a 8:00 pm / Dom: Cerrado. Telf: 0212 958.21.11

Encuesta

¿Que te parece nuestro nuevo sitio web?