Ahí, donde siempre estuvo. En el estante que hace tiempo no mira. En los frascos que encierran placer con historia.

              ¿Cuándo la inflación aumenta y la escasez hace estragos entre las opciones, a qué recurre quien desea seguir cultivando la buena mesa y su estilo? A lo que siempre ha sido refugio y distinción: separar la paja del trigo.

            --

El mundo de las bebidas para “antes” o “después” de una comida es históricamente grande, diverso, con variedades dentro de la misma categoría (los vermús por ejemplo).

Leer más...

Acaba de aparecer en inglés el término social “es la hora del vino” (it´s wine-o´clock)

La oficializó su publicación esta semana en la versión en línea el Oxford Dictionary (La Oxford University Press es la mayor editorial universitaria del mundo).  

No se sabe a ciencia cierta cuál es exactamente ésa hora, pero se supone después de las 6 de la tarde en algunos países, donde el trabajo de oficinas finaliza a las 5 pm. Se entiende que, más que un momento específico en el reloj, es un nuevo hábito, una nueva costumbre en la sociedad moderna.

Su antecedente es el “Tea time” u hora del té, introducido primero por las clases altas británicas y después extendida como  hábito popular, es un rito que se cumple entre las 4 y las 5 de la tarde en el Reino Unido. Y después por extensión al resto del mundo.

Leer más...

 

En el pasado cercano, pedir “una copa de blanco” era alertar al cerebro con un minuto de anticipación, que lo que venía era un trago ligero, ácido, a veces punzante en la boca, que hacía salivar. Ése era Sauvignon Blanc del viejo estilo o muy bajo precio.

Como alternativa, una copa de Chardonnay (que es como una princesa de los blancos de fama),  montada en la misma tarima de  las hermosas  (desfallecientes,  sometidas al hambre hereje) de los concursos de belleza alrededor del planeta tierra.

Leer más...

Observo que el vino de muchos productores, es decir el de cooperativas vinícolas, crece, se expande, sube en las estadísticas. Llamo a mis amigos de la Organización Internacional del Vino (OIV) en París y pido comentarios de los expertos.

Responden  de inmediato.

Leer más...

Ahí, donde siempre estuvo. En el estante que hace tiempo no mira. En los frascos que encierran placer con historia.

            ¿Cuándo la inflación aumenta y la escasez hace estragos entre las opciones, a qué recurre quien desea seguir cultivando la buena mesa y su estilo?

            A lo que siempre ha sido refugio y distinción: separar la paja del trigo. Huir de productos y sitios para comer construidos a golpes de publicidad, show, y efectos especiales.

            ¿Es fácil? No. Requiere curiosidad, experiencia. Y también humildad. Cero pantalla.

            Comencemos por el final. Hay que admitir que no lo conoce todo. Que pueden existir tragos con leyenda por caminos que hace tiempo uno no transita. Que el gusto por lo bueno se cultiva.

Leer más...

El experto italiano profesor Fulvio Mattivi, conmocionó la conferencia realizada en San Francisco en agosto pasado con esta frase: “El vino guardado en casa envejece cuatro veces más rápido”     

            Mattivi expuso el resultado de una experiencia realizada durante dos años con 400  botellas de vino tinto Sangiovese. A la mitad, su Academia de Vino las  guardó en una cava profesional a 15°. Y a las otras 200 las guardaron en un armario oscuro en una casa, donde la temperatura oscilaba entre los 20° y los 27°.

            A los 6 meses, los vinos del armario habían envejecido como lo hicieron recién a los 2 años los de la cava profesional. Los de armario además, a los 6 meses eran menos aromáticos y menos sabrosos. Moraleja: el consumidor quiere vino, le gusta el añejo, pero a todos los prefiere vivos y no vencidos.

Leer más...

Si a usted le parece bien servir un vino tinto con pescados, dele. Pero si se considera una persona entendida, no lo ande proclamando como si fuera un evangelizador de maridajes. Porque algún día advertirá, o le dirán sus amigos, que queda un gusto amargo en la boca. Científicos japoneses especializados en sabores, acaban de explicar porqué.

            Claro que quizás ya sea tarde porque usted ha sido bombardeado por las fuerzas del marketing. Escoffier, Ritz, Fernand Poin, Raymond Oliver o Bocuse lo enseñaban y los abuelos lo repetían en la mesa: el pescado –salvo contadas excepciones- va con los blancos.

Los vendedores del vino –ahora y con perdón de Monseñor que buen diente y amigo- juran por los clavos de Cristo que sus tintos van con todo.

Leer más...

A los Papás en Venezuela les encanta el whisky. No cualquiera, sino el escocés.

Eso lo saben sus amigos, toda la familia, y los parientes en el extranjero. Esa predilección tiene alicientes y necesidades. Por estas latitudes –por solo citar un ejemplo- la celebración de casamientos sin whisky, son escasos. Lo mismo aplica a graduaciones, celebraciones de todo tipo, o tragos en la soledad.  Es decir a ese momento cotidiano o en el fin de semana, que los sociólogos llaman “el reposo del guerrero”.  

Por eso,  “Papuchi”, el suyo, es un estudiante permanente sobre el scotch whisky y su cultura. No solo necesita paladearlo, sino hablar de él. Del “suyo”. Que para empezar, jamás confunde con Whiskey, con e. Cuando los escolares nacionales dibujan la familia comiendo, nunca ponen en la mesa una botella que diga “whiskey”. Si lo hace, la maestra sonriendo lo corrige.

Leer más...

Reconozcámoslo: Los padres de hoy, no son los que antes eran. Se han modernizado y también vuelto cada vez más informados. En el fondo, son conocedores exigentes. Cosa que ha convertido el día del padre en algo más delicado de lo que antes era cuando uno podía contentarlo con un disco de vinilo. Hoy, no se pueden regalar corbatas, ni encendedores, ni un perfumito. Los tipos si bien no manejan aún los secretos de los caminos verdes de la tecnología, son expertos en vinos, doctorados en whisky y otros destilados.

A los padres modernos se les puede regalar de todo. Vino, camisas, botellas, digestivos emblemáticos, aplicaciones de software, Whisky, pantuflas, mancuernas, Rones añejos o especiales, Cognac, correas, pañuelos de calidad, pen-drives, zapatos deportivos, equipos para parrillas, decantadores, libros, bolsos, Vinos de Oporto… la lista sigue, hasta casi el infinito.

Leer más...

Ellos se dedican a pintar con el olfato. No tienen pinta de artistas, pero lo son. Miles, millones de personas observan y gustan sus creaciones, pero sus nombres no son conocidos. Suben a un avión o a un crucero y la gente no se desvive por sacarse un selfie con ellos. Como está prohibido viajar con botella y trago en la mano, a nadie se le ocurre asociarlos con  el trago que cada consumidor más quiere.

Cuando uno en el aula cuenta sus anécdotas, la cantidad de whiskys que probaron para llegar a la fórmula que la casa para la que trabajan ha lanzado por el mundo, los mortales bebedores de todo el planeta,  los envidian. No sin razón.

Leer más...

Tienda

Avenida Rio de Janeiro con calle Trinidad, (al lado del Maute Grill). Las Mercedes, Caracas - Vzla. Horario de atención: Lun-sab: 8:30 am a 8:00 pm / Dom: Cerrado. Telf: 0212 958.21.11

Encuesta

¿Que te parece nuestro nuevo sitio web?